¿Desmemoriados por naturaleza o conveniencia? Por: Juan José Ceballos/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Febrero 27, 2018.

¿Por qué se nos olvidan las cosas? bueno, algunas cosas; la cuestión es que a veces lo que se nos olvida son cosas importantes para nosotros.

Los especialistas aseguran que la memoria por sí sola es Selectiva. Por naturaleza, nuestro cerebro no puede recordar todo, tal cual sucedió; si recordáramos todo lo que hemos vivido o aprendido en la escuela, por ejemplo, nos volveríamos locos, literalmente.

La mayor utilidad de la Memoria Selectiva es disminuir, suavizar, atenuar, o aliviar, aquellos recuerdos que nos hacen daño, ya que superar el pasado, es el único modo de afrontar el futuro de modo saludable.

Muchos dicen que los mexicanos somos unos desmemoriados, que buscando ser felices, olvidamos muchas malas experiencias.

Ejemplos de experiencias que llegamos a olvidar:

• En septiembre de 1982, en su último informe como presidente José López Portillo, culpando a banqueros y a saca dólares por una de la peores crisis de México, llorando, expresó lo siguiente: “¡Ya nos saquearon … No nos volverán a saquear!”. A los mexicanos se nos olvidó ese hecho, y 12 años después con Carlos Salinas, nos volvieron a saquear, provocando otra fuerte crisis económica.

• El temblor del 19 de septiembre pasado, demostró que algunas dependencias de gobierno de la CDMX habían olvidado lo acontecido 32 años atrás, ya que autorizaron construcciones muy riesgosas.

• A muchos se nos olvida que las crisis económicas, son periódicas, y volvemos, gobiernos y personas, a caer en ellas por la falta de buenas estrategias en el consumo y los gastos.

Pero en muchos casos, es al revés, por más que queremos olvidar un acontecimiento, más frecuentemente lo recordamos. Esto se debe a que “nuestro cerebro no funciona como un ordenador, en el que podemos eliminar determinados archivos en forma voluntaria”.

Por: Juan José Ceballos/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los Derechos Reservados MMXVIII

Regresar a home-page