La incertidumbre del momento. Por: Mario Montoya Álvarez/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Mayo 1, 2018. Uneabasto.com

Actualmente en México vivimos un ambiente donde diferentes factores están creando incertidumbre en muchas personas. Nos preocupa el TLC, el precio del petróleo, las próximas elecciones, la amenaza de una reforma fiscal en Estados Unidos, los temblores, etc.

Y no es para menos, pocas veces en México se habían juntado tantos aspectos que pudieran afectarnos en el futuro cercano. La falta de certeza sobre qué pasará en cada caso, crea inquietudes e incertidumbre porque cualquier cambio negativo afectaría fuertemente no sólo la cuestión económica, sino también lo social, lo político y lo empresarial.

La incertidumbre está asociada a lo desconocido, provocándonos inseguridad, intranquilidad, ansiedad, temor, etc. Muchos se sienten en peligro, y eso les causa sufrimiento. Las dudas sobre esto pueden provocar, en caso extremo, estrés, y hasta pueden afectar nuestra salud.

Tengamos cuidado porque el estrés, la angustia, el temor, etc., hacen que se exageren los problemas; hacen que nuestro estado de ánimo negativo provoque problemas en otras áreas de nuestra vida o que tomemos decisiones equivocadas, alterando nuestro bienestar.

Nos conviene aceptar que la incertidumbre es parte de la vida; es constante y en muchos casos permanente. Nadie puede predecir el futuro, ni siquiera los que provocan los cambios.

Si vemos los cambios como amenazas, sentiremos miedo al futuro, por lo que en todo caso el manejo de nuestras emociones es importante. Aprendamos a controlarlas a través de ejercicios de respiración y evitemos caer en el pesimismo. Hagamos ejercicio, evitemos los chismes y las malas noticias, cuidemos nuestra salud, busquemos actividades que nos relajen y distraigan.

No permitas que la incertidumbre afecte tu estado de ánimo. Puedes encontrar consuelo en tu religión. Los mexicanos estamos acostumbrados a los movimientos, no sólo los telúricos, sino a esos que nos sacan de “nuestra zona de confort”.

Por: Mario Montoya Álvarez/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los Derechos Reservados MMXVIII

Regresar a home-page


'9