El poder de las percepciones. Por: Pepe Couch/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle. Noviembre 21, 2017. Uneabasto.com

La percepción lo encierra todo. Tus clientes, reales y potenciales, te van a preferir sobre tu competencia, en base a la impresión que tengan de tu tienda y de ti en lo personal; es decir, a las ideas, opiniones y sensaciones que se han formado en sus mentes y se siguen formando de ambos.

No importa el tamaño de tu tienda, la cantidad de clientes que acudan a ella va a depender de sus necesidades de adquirir productos ¡claro! pero frente a un competir cercano, será por el cómo se han sentido al verte, al comprarte, al entrar a tu tienda, etc.

Todos tenemos una percepción de las cosas, de las personas, instituciones, etc. Es nuestra verdad como clientes y consumidores, respecto a un producto, tienda o situación; no importa si esa percepción es real o no, o si es verdadera o falsa para los demás.

Las percepciones, en una tienda detallista, se transmiten a través de lo que comunica el negocio en todos sus aspectos:

• Su presentación interna y externa
• El acomodo de sus productos
• El trato que recibe: amabilidad, interés, sonrisa, etc.
• La rapidez con la que se atiende
• Los precios
• Lo que escuchan
• Lo que tocan
• La limpieza

• Su iluminación
• Los aromas que se perciben
• La presentación del dueño y empleados, etc.

En general, por el placer que obtuvieron al comprar contigo, por el sólo hecho de visitar tu negocio, o por el buen o mal sabor de boca con el que se van los clientes después de comprar.

“Lo que los clientes crean en su mente será lo que imperará a la hora de elegir un producto”, una tienda en nuestro caso.

Por: Pepe Couch/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page