Nuestra principal herramienta. Por: Juan José Ceballos. Editorial Uneabasto.com Diciembre 17, 2019.

Una herramienta es todo aquello que nos puede servir para hacer o para crear algo; que nos facilita las tareas.

Las herramientas pueden ser físicas y tangibles, o sutiles como la información.

Las herramientas abundan, las hay de todo tipo, se encuentran fuera y dentro de nosotros y sirven para todo lo que necesitemos.

Sin embargo, la utilidad de las herramientas dependerá del uso que les demos y de su correcta aplicación.

Las herramientas las podemos aprovechar para ser más productivos, más rentables; para nuestro provecho personal y el de nuestra empresa, de nuestra familia, de nuestros clientes, etc., o podemos usarlas, muchas veces sin darnos cuenta, para dañarnos o dañar a otros.

Todas las cosas que existen podemos usarlas como herramientas y cualquiera puede servirnos para bien o para mal.

Un cuchillo, por ejemplo, nos puede servir para partir un sabroso bistec o para herir a alguien; un auto está hecho para trasladarnos, pero mal usado puede servir para dañar a otros.

El bien o el mal de las cosas no está en las cosas mismas, sino en el uso que les demos, en el grado, la frecuencia y en la forma en que las usemos.

En una visión amplia y profunda observamos dos grandes tipos de herramientas que podemos usar:

• Herramientas propias: aquellas que la naturaleza nos proporcionó y que vienen por “default”: manos, piernas, cinco sentidos, vocación, talentos, etc. Todas las especies vivientes traemos las herramientas necesarias para lograr la satisfacción de nuestras necesidades.

Por: Juan José Ceballos/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los Derechos Reservados MMXIX

Regresar a home-page