Detonará AMLO el Boom de México desde el Sureste. Por: Abraham Mohamed. Agosto 22, 2018. Uneabasto.com

De acuerdo con su Proyecto de Nación que es el corazón de la Cuarta Transformación del país y que consiste en su completa regeneración, desde un desarrollo sostenible para lograr recomponer la economía, abatir la inseguridad y la violencia para tener paz y seguridad fincándose en los valores morales, Andrés Manuel López Obrador desde el 1 de Diciembre en que asuma la

Presidencia de México, iniciará en forma intensa todas las obras que ya tiene programadas para realizarse en un lapso de 4 años en el Sureste de la República, pues en aquella región por su enorme riqueza está el sólido futuro de la Patria.

De hecho, con el MEDIO BILLON DE PESOS que ya tiene ya destinados para invertir en lo que considera serán las productivas obras proyectadas, AMLO está convencido que con ellas se detonará en su régimen, el boom que hacia el progreso le urge a México.

Quiero precisar que el plan para el desarrollo del sureste del país, en ninguna forma hará que se descuiden los otros Proyectos también considerados como prioritarios, pero le diré que según los concienzudos estudios hechos, es allá en el abandonado “México Profundo” donde ahora se trabajará al máximo para explotar esa enorme riqueza contenida en sus diversos recursos naturales.

Y de ahí tendremos el incremento en la producción de petróleo y su refinación para obtener más gasolinas por la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, cuya producción se sumará a la que aumente al modernizarse las seis plantas instaladas en otras partes del país y que trabajan al 60% de su capacidad porque jamás se reconfiguraron desde que se hicieron hace 40 años.

Además se invertirá para incrementar la producción de electricidad generada por las turbinas de las presas, por los vientos (eólica) y por la solar.

Pero agárrese, está también considerado impulsar el desarrollo de “la cintura de México” al abrir la comunicación entre el Golfo de México y el Océano Pacífico, por el Istmo de Tehuantepec, para ampliarnos en nuestros intercambios comerciales con los demás países del mundo.

Se sembrarán árboles frutales y de maderas finas en un millón de hectáreas, lo que generará miles de empleos con lo que mejorarán las condiciones de vida de la gente que se arraigará a su terruño y ya no pensará en emigrar.

Y también arrancarán a partir del 1 de Diciembre en que tome posesión López Obrador, los trabajos de lo que será “la obra insignia” de su gobierno que es el fantástico Tren Maya cuya ruta de 1,500 kilómetros pasará por maravillosos puntos de enorme atractivo turístico con admirables muestras culturales y grandiosas obras arquitectónicas y artísticas que nos dejó el glorioso pueblo maya, las cuales se encuentran en el recorrido que hará el moderno tren por los Estados de Quintana Roo, Campeche, Yucatán, Chiapas y Tabasco.

La inversión será entre $120 y $150 mil millones de pesos y se costeará con la participación de capital público y privado que tal vez sea chino. Los recursos que aportará el gobierno mexicano inicialmente procederán del Impuesto al Turismo que suma 7 mil millones al año. El Tren Maya debe entrar en servicio en el 2022, y será como ya le dije, la “obra insignia” de AMLO, como el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México se considera como la “obra insignia” de EPN.

Pero el optimismo por el boom económico desde el Sureste, no es porque se vaya a invertir la mayor parte de los recursos en aquella región, no; preciso que solo forma parte del optimismo que hay en todo el país, por los Siete Proyectos Prioritarios que son la plataforma del Proyecto de Nación 2018-2014 de AMLO, ya calculados y presupuestados por Carlos Urzúa quien será el Secretario de Hacienda y por Gerardo Esquivel que será el Subsecretario de Egresos.

Esos Siete Proyectos Prioritarios son:

1.- La construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, de acuerdo con la modalidad que resulte de la consulta prevista, lo cual está por definirse.

2.- El desarrollo del Istmo de Tehuantepec dentro del programa de las Zonas Económicas Especiales, considerándose también como prioridad, el apoyo para la zona franca de la frontera norte.

3.- La construcción del Tren Maya, que repito, será la “obra insignia” de AMLO.

4.- La construcción de 300 caminos rurales con uso de mano de obra para crear 50 mil empleos en Oaxaca y Guerrero.

5.- Garantizar con infraestructura de punta, el acceso a Internet en todo el país, pues actualmente solo el 25% del territorio cuenta con ese servicio.

6.- Se dará apoyo para la reconstrucción con presupuesto público, no con créditos, a los damnificados por los sismos del 7-19S que todavía viven en campamentos, para que tengan su vivienda y

7.- También serán apoyadas las familias que viven en zonas marginadas de las ciudades fronterizas y turísticas, y de la zona conurbada de la Ciudad de México (Chimalhuacán, Ixtapaluca, Valle de Chalco, Ecatepec, etc.)

Se tiene calculado que será en la segunda parte del sexenio de AMLO cuando empiecen a notarse los efectos del boom que se generará desde el Sureste del país.

A eso le apuesta López Obrador para construir las bases sólidas en que se finque el desarrollo económico sostenible que la Patria necesita.

Ojalá y así sea….

Por: Abraham Mohamed/ Revista "Candelero", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los Derechos Reservados MMXVIII

Regresar a home-page