Evita atascarte de comida. Por: Pepe Couch/revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Julio 25, 2017. Uneabasto.com

Tú ya conoces las consecuencias de comer mucho; momentos después de terminar de ingerir tus alimentos te sientes pesado y hasta con sueño. En tal situación te fluye menos sangre a tu cerebro porque se requiere para ayudar a la digestión.

Ante esto, definitivamente funcionarás más lentamente en tu trabajo, tu capacidad cognitiva será menor, tus respuestas serán más lentas y, por supuesto, serás menos competente.

Tiempo después vas a tener que cambiar de ropa. Buena parte de las grasas y carbohidratos que consumiste y no quemaste con actividades físicas, se acumularon en tu cintura, por lo que requerirás de una talla mayor.

Con el tiempo te irás dando cuenta que también vas perdiendo tu figura de joven, atleta, galán y posiblemente algo de confianza en ti mismo.
Por supuesto, también depende de si haces algún ejercicio y la frecuencia con la que lo hagas, de cualquier manera tienes que cuidar mucho la cantidad y calidad de lo que comes diariamente.

Muchos médicos aseguran que comiendo poco haces trabajar menos a tu organismo; con el tiempo, el menor desgaste hace que vivas más años.
Te evitarás también diversos problemas de salud, ya te han dicho mucho al respecto, ya que el sobre peso o la obesidad te puede causar algunos padecimientos que te llegan a incapacitar para un trabajo eficaz.

Evita intoxicar tu organismo; con poca comida tu metabolismo trabajará más rápido y más eficazmente, mejorando así el funcionamiento de todos tus órganos y aumentando tu esperanza de vida. Comer poco y bien es un seguro de vida.

Lo que te ayudará mucho es que no te atasques de tantos tacos, tortas, tamales, hamburguesas, papas y pizzas, y, sobre todo, que no los comas muy seguido. Ya sabes, “el plato del buen comer” debe contener, diariamente, frutas, verduras, los carbohidratos necesarios, lácteos y proteína.
La comida más importante en el día es el desayuno. Desayuna bien, come poco y cena ligero, y entre comidas, más ligero todavía.

Por: Pepe Couch/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page